La academia aporta para mejorar la gestión financiera empresarial en época de COVID-19

Docentes UTPL forman profesionales con una visión innovadora para superar la crisis y aportar al desarrollo.

La academia aporta para mejorar la gestión financiera empresarial en época de COVID-19

649 Lecturas

Compartir

El área comercial y empresarial ha sido la más afectada por la pandemia del COVID-19. Las cifras oficiales, emitidas por el Gobierno Nacional, determinan pérdidas que superan los 7 mil 600 millones de dólares. El reto actual es superar la crisis y reactivar la economía en todo el país, para lograrlo se requiere la unión de distintos sectores: gobierno, empresa, industria, ciencia, academia y más, para que cada uno brinde su aporte que será sustancial en la consolidación del sistema económico y productivo del país.

En el sector académico, es fundamental la formación de profesionales que cuenten con una visión innovadora para superar la crisis y aportar al desarrollo. También, la investigación constituye un elemento sustancial a la hora de tomar decisiones que contribuyan a edificar la economía de un país. En este contexto, el área administrativa de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) enfoca su oferta académica actual en los retos que enfrentará el mundo en la post-pandemia, especialmente en el sector empresarial donde se requiere mejorar la gestión financiera para superar la crisis generada por el COVID-19.

Ramiro Armijos, docente de la carrera de Finanzas de la UTPL, señala que uno de los principales problemas que se ha evidenciado es que las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) no cuentan con estados financieros, análisis, flujos de efectivo, sino que únicamente cumplen con la declaración tributaria mensual lo que no es suficiente. Por ello, la carrera de Finanzas forma profesionales con conocimientos teóricos y con visión de aporte al desarrollo empresarial, para que los estudiantes puedan tomar decisiones a futuro que permitan la evolución y adaptación al comportamiento del consumidor.

En cuanto al sector de la economía, Santiago Ochoa, docente de la carrera de Economía de la UTPL, menciona que si bien el COVID-19 es un problema de salud público afecta a todo el entorno económico y que la formación del economista en la actualidad debe estar alineada a concepciones socio económicas, principios de cooperación y no de competencia. A su criterio, la cooperación es vital para el fortalecimiento de las empresas y así lograr un objetivo común. Estos elementos serán adquiridos dentro de la carrera, a través de los cuales podrán evidenciar los problemas de la empresa y analizar las ventajas competitivas que permitan sobrellevar una crisis.

Otro aspecto esencial es el contable. María Teresa Cuenca, coordinadora de la carrera de Contabilidad de la UTPL, detalla que una empresa siempre debe tener como propósito satisfacer las necesidades tanto de sus empleados, como de sus clientes. En la situación actual, recomienda en primer lugar hacer un diagnóstico, luego establecer las ventajas competitivas y buscar asesoría profesional con un contador que posea habilidades en el manejo de bases de datos, atención a stakeholders (públicos) y que cuenten con una visión tecnológica que abra caminos de crecimiento.

Por último, en la administración de la empresa, lo que se necesita es buscar caminos que lleven al éxito y que estén basados en nuevas formas de producción. Ingrid Weingartner, docente de la carrera de Administración de Empresas de la UTPL, expresa que la innovación debe estar basada en el conocimiento más que la operación de una máquina. El profesional que cursa esta carrera domina la planificación y organización estratégica, la medición del desempeño, establecer relaciones con otras empresas y lograr que las personas trabajen para tener un mejor desempeño profesional, todo ello adaptado a la innovación tecnológica que es fundamental en la era actual.

Acerca del autor

¿Le gustó este contenido?
Comentarios
Anterior
En un mundo pos-COVID-19 los profesionales en temas contables deberán adaptarse a los nuevos retos laborales en donde predominará el uso de la tecnología.
Siguiente