Las prácticas de Gobernanza permitirán alcanzar la sosteniblidad.

Gobernanza, la clave para un futuro sostenible

Compartir

Autor: 
209 Lecturas

En los últimos años, el planeta ha atravesado por diferentes crisis de carácter económico, social, ambiental y sanitario, situaciones que han puesto a prueba la capacidad de las naciones para administrar sus recursos naturales, cuyo efecto repercute en la calidad de vida de la población y la sostenibilidad de las economías.

Por este motivo desde 2015, 193 Estados miembro de las Naciones Unidas adquirieron el compromiso de emprender acciones para cumplir con 17 metas hasta el año 2030, con el propósito de alcanzar un desarrollo sostenible. En este contexto, la gobernanza desempeña un rol fundamental ya que permite a los países desarrollar políticas públicas eficientes que respondan a las necesidades actuales de la sociedad.

Priscilla Massa Sánchez, directora de la maestría en Gobernanza con mención en Desarrollo Sostenible de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) comenta que, a raíz de la Cumbre Climática COP26 de las Naciones Unidas, se ha reactivado el debate sobre la importancia de la gobernanza, para salvaguardar el futuro del planeta.

 

Massa menciona que se trata de “una nueva forma de gobernar”, donde se comparte la responsabilidad entre el Estado, la sociedad civil y la empresa privada, para alcanzar diferentes metas. Por citar un ejemplo, Ecuador planea reducir el 22,5% de sus emisiones hasta el 2025 para mitigar el cambio climático, objetivo que requiere del compromiso de varios actores y la implementación de acciones estratégicas.

Además, detalla las siguientes ventajas de implementar buenas prácticas de gobernanza:

  1. Conocimiento del contexto: cuando el Estado, las empresas y la sociedad civil trabajan juntos, las respuestas a crisis y situaciones emergentes son más efectivas. Un ejemplo de ello es la pandemia, un escenario que no podría ser superado sin la acción conjunta de diversos actores para materializar planes de vacunación con éxito.
  2. Consolidación de instituciones democráticas: la participación es una de las máximas de la buena gobernanza. Esto permite al ciudadano involucrarse en la toma de decisiones que influyen en su realidad actual y también en su futuro.
  3. Mejoramiento de las políticas públicas: un gobierno que trabaja de la mano con sus ciudadanos y recibe apoyo de las empresas tiene mayores posibilidades de brindar respuestas eficientes a diferentes problemáticas.
  4. Desarrollo económico, social y ambiental: el futuro de una nación depende de cómo se administra los recursos en el presente. La clave de una buena gobernanza es alcanzar un punto de equilibrio que permita sostener el desarrollo económico, la conservación ambiental y la reducción de las brechas sociales.

Desde la maestría en Gobernanza con mención en Desarrollo Sostenible de la UTPL, se fomenta una formación transdisciplinar que permita la articulación de los sectores público y privado con la sociedad civil, y de esta manera dar respuesta a las demandas del país.

 

Desarrollo profesional

Elige la Maestría en Gobernanza con mención en Desarrollo Sostenible de la UTPL y conviértete en un profesional que entiende las repercusiones ambientales y sociales del crecimiento económico y propón soluciones para transitar hacia un proceso de desarrollo sostenible. Conoce más de esta maestría en: utpl.edu.ec/maestrias/gobernanza

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios