Literatura, un factor clave para forjar la personalidad de niños y jóvenes

Literatura, un factor clave para forjar la personalidad de niños y jóvenes

Compartir

Autor: 
1092 Lecturas

Si hay algo que caracteriza a los niños y jóvenes es su curiosidad innata, su necesidad por entender el mundo los lleva a sumergirse en fascinantes viajes, donde la mejor compañía resulta ser un buen libro. Sin duda, la lectura es una actividad vital en las primeras etapas de la vida: estimula la imaginación, desarrolla la creatividad y amplía los horizontes culturales, además de ser una fuente inagotable de conocimiento.

Sin embargo, esta práctica ha ido disminuyendo en los últimos tiempos. Si bien las clases virtuales, a causa de la pandemia amplían la brecha y dificultan que los niños y jóvenes desarrollen su capacidad lectora, esto es un fenómeno que viene de muchos años atrás.

Es importante que los niños conozcan los beneficios de leer un buen libro y divertise.

 

En 2017, la UNESCO advertía que más de la mitad de los niños y adolescentes del mundo afrontaban serias dificultades con la lectura. Hoy en día, se estima que 617 millones de niños no alcanzan los conocimientos mínimos en esta área.

En este sentido, Carlos Vacacela Medina, director de la maestría en Literatura con mención en Literatura Infantil y Juvenil de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), explica que, si bien la promoción de la lectura es una tarea de toda la sociedad, la familia desempeña un rol fundamental, para conectar a los niños con los libros.

“La lectura involucra el cerebro y el corazón: implica todo un proceso intelectual y emocional, y para lograr una realización plena depende mucho del mediador que por lo general, son el padre, la madre y profesores”, menciona Vacacela. Además, el catedrático detalla las ventajas que brinda la lectura a los niños y jóvenes:

1. Permite crear vínculos afectivos: si los niños y jóvenes vinculan la lectura con un ser querido querrán leer cada día más. La mejor estrategia para forjar futuros lectores es a través del lazo entre niño, libro y adulto. Por este motivo, es vital que los padres o maestros lean cuentos a los niños con frecuencia, para despertar su interés y pasión.

2. Apoya el desarrollo de su personalidad: la lectura es crucial para definir el carácter de los niños. Aquellos que leen diversos tipos de libros, desarrollan su personalidad, definen sus perspectivas de futuro y se convierten en personas capaces de contribuir a la sociedad. Además, la lectura permite a los niños desarrollar su conocimiento, su capacidad reflexiva, la habilidad de tomar decisiones y resolver problemas.

3. Fortalece sus capacidades: el ejercicio de la lectura mantiene en forma al cerebro y permite afinar habilidades, como la concentración, la imaginación, la memoria, el lenguaje, las relaciones. Además, les permite a los niños y jóvenes trabajar en sus emociones y fortalecer aspectos como su sensibilidad y capacidad de expresión.

Desde la maestría de Literatura con mención en Literatura Infantil y Juvenil de la UTPL, se impulsa la formación de profesionales que se conviertan en mediadores de la lectura, y aporten con el desarrollo de estrategias, para fortalecer esta práctica a escala nacional.

La pasión por la lectura es un hábito que se lo inculca en el hogar, pero se lo fortalece en la vida estudiantil.

 

Decide ser más

Si deseas convertirte en un profesional que forja una visión panorámica, estratégica y creativa en el campo de la literatura y deseas formarte como un gestor cultural competitivo e innovador para el siglo XXI, elige estudiar la Maestría en Literatura con mención en Literatura Infantil y Juvenil en la UTPL. Conoce más en: utpl.edu.ec/maestrias/literatura

 

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios