verdades y mentiras de la educacion a distancia

5 mitos y verdades de la educación a distancia

Compartir

Autor: 
1706 Lecturas

Después de dos años de pandemia, la educación virtual se ha vuelto una realidad a escala global y con ello han cobrado importancia los modelos de educación alternativos, como la formación a distancia. Pese a las dificultades, asociadas al acceso internet y el manejo de las herramientas virtuales de aprendizaje, la educación a distancia es una tendencia que ha mejorado con el paso del tiempo y que seguramente se posicionará más.

Sin embargo, todavía existen algunos mitos alrededor de la educación a distancia, que dificultan a los estudiantes conocer las ventajas de este modelo de aprendizaje. Luis Moncada Mora, director de Calidad y Centros de la Modalidad Abierta y a Distancia (MAD) de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), comenta que la mayor parte de estos mitos surgen por el desconocimiento que existe alrededor de cómo funciona este modelo.

Moncada destaca que la UTPL es pionera de la educación a distancia en el Ecuador y lleva 50 años cosechando éxitos y formando profesionales, que se destacan por contribuir a la sociedad con sus habilidades y conocimientos. Estos logros, a decir del académico, se basan en la innovación, algo que caracteriza en general a la educación en esta modalidad.

El modelo educativo de la UTPL combina la formación de vanguardia, el uso de herramientas digitales, la actualización docente de forma permanente y un programa ordenado de estudios y actividades, este nivel de planificación permite garantizar una formación de calidad.

En este sentido, Moncada detalla algunos mitos sobre la educación a distancia y comenta la realidad respecto a cada uno de ellos:

Mito 1: La educación a distancia es de menor calidad

La calidad educativa no está relacionada con el formato en que se presenta la educación, sino con el contenido. Es probable que, a los estudiantes, al iniciar una carrera a distancia, les resulte nuevo recibir clases a través de una plataforma o dispositivo digital, pero esto solo es cuestión de acostumbrarse. Este tipo de formación, además, permite emplear una serie de recursos que permitirán que una clase o asignatura resulte más interactiva.

Mito 2: No existe planificación, cada estudiante define su ritmo

La educación a distancia se fundamenta en una programación de actividades y contenidos, que guían el trabajo de docentes y estudiantes. Esto permite fijar plazos, definir proyectos y estrategias de evaluación. Si bien los estudiantes cuentan con la flexibilidad para decidir en qué momento del día adelantan su aprendizaje o desarrollan las tareas asignadas, siempre existirá un calendario que regirá el desarrollo de un curso. En este sentido, las plataformas de estudios desempeñan un rol esencial, puesto que permiten programar las diferentes actividades.

Mito 3: Se requiere mucho dominio de la tecnología

El uso de herramientas digitales y plataformas caracteriza la educación a distancia, pero esto no debe interpretarse como un obstáculo para acceder a ella. La tecnología cada vez es más intuitiva para el usuario y las plataformas son más amigables, permitiendo que la mayor parte de personas puedan utilizarlas sin inconvenientes. Además, al tratarse de recursos enfocados en educación, los docentes cumplen una función vital como tutores y facilitadores, que acompañan a los estudiantes en su proceso de construir conocimiento.

Mito 4: Es más difícil conseguir trabajo

Optar por una carrera a distancia no es un factor determinante en el nivel de empleabilidad que tendrá un profesional en el futuro. Sus habilidades y aptitudes serán las que determinen su éxito en el campo laboral. En el caso de la formación a distancia, los estudiantes son capaces desarrollar una mayor autonomía y manejo de tiempos y plazos, habilidades que son altamente valoradas por los empleadores.

Mito 5: No existe interacción entre el docente y los estudiantes

Aunque la comunicación por medios digitales es diferente a una conversación presencial, esto no quiere decir que no exista interacción entre estudiantes y docentes. Gracias a las herramientas virtuales, la comunicación sincrónica y asincrónica se ha vuelto cada vez más sencillo. En este sentido, es importante señalar que la planificación de clases o materias cuentan con espacios de participación, tutorías y, además, los docentes garantizan la atención de inquietudes.

 

Moncada señala que la educación a distancia ha sido implementada en diversos niveles educativos, logrando resultados favorables. Por tal motivo, considera que es importante que se libere a esta alternativa de prejuicios y creencias que generan dudas e impiden a muchas personas aprovechar sus ventajas.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios