Alimentación balanceada: prevén, combate y supera enfermedades

Compartir

Autor: 
1116 Lecturas

Es conocido que las enfermedades no transmisibles como la obesidad, la diabetes, afectaciones cardiovasculares e incluso el cáncer, son el resultado de estilos de vida en los que imperan hábitos alimenticios desproporcionados.

En este contexto, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Ecuador expone que seis de cada diez adultos sufren de sobrepeso u obesidad, estableciendo tasas muy altas en las 24 provincias del país; sin embargo, los niños no se quedan atrás, de acuerdo con los datos publicados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés), uno de cada diez niños, menores de cinco años presenta dicha condición.

Para expertos en nutrición humana como Ana Sofía Vivancodocente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL):

“La alimentación debe ser equilibrada, balanceada y completa, desde que el niño nace hasta que es un adulto mayor, para lograr un cuadro nutricional adecuado y esto se logra gracias a la ingesta diaria de frutas, verduras y hortalizas, cereales y granos enteros, carnes magras, pescados y frutos secos”.

 

Alimentación equilibrada para cuidarse del covid-19

Si bien la Organización mundial de la Salud (OMS) ha manifestado que ningún alimento, ni suplemento dietético puede prevenir ni curar el covid-19, sí enfatiza que lo que comemos y bebemos puede afectar a la capacidad de nuestro organismo para prevenir y combatir las infecciones y para recuperarse de ellas. Dicho de otra forma, el hecho de que las personas lleven una alimentación equilibrada ayudará a fortalecer el sistema inmune para que en el caso de que un virus ingrese al organismo, pueda combatirlo.

Lógicamente, para alimentarse bien es importante saber cómo armar correctamente un plato. Vivanco recomienda utilizar el método “Mi Plato Saludable creado por la Universidad de Harvard, el cual consiste en dividir este en 3 partes: el 50% debe llenarse con verduras, hortalizas y frutas; otro 25% las proteínas de origen vegetal (lenteja, frejol, garbanzo, frutos secos, huevos) y animal (carnes magras, mariscos, pollo, pescado) y el 25% restante con cereales como quinua, amaranto, arroz integral, fideos, papa, camote y yuca.

Con estas pautas, no es necesario invertir mucho dinero para tener una dieta saludable, Vivanco comenta que se puede conseguir una alimentación balanceada con poco presupuesto al prescindir del exceso de carnes rojas y reemplazarlas por alimentos más económicos de origen vegetal. Asimismo, adquirir alimentos de proximidad y de temporada.

 

Especialistas de valor

La percepción de los nutricionistas como los especialistas que prohíben o envían dietas imposibles de cumplir, ha disminuido con el pasar de los años; esto se debe, en gran parte a que las personas son más conscientes de los efectos que logra en su calidad de vida. Con la llegada de la pandemia esta profesión se ha revalorizado y se ha convertido en el complemento de muchas evaluaciones médicas, en donde conocer el estado de un paciente de forma integral considerando talla, edad, sexo, peso, porcentaje de músculo, grasa, y demás valoraciones y exámenes son tomados en cuenta a la hora de tratar un paciente con covid-19.

Desde la academia, la carrera de Nutrición y Dietética de la UTPL forma profesionales que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de los seres humanos, difusión y enriquecimiento de las culturas y los saberes relacionados a la alimentación.

 

Conoce más de esta carrera disponible en Modalidad Presencial, a través de utpl.edu.ec/carerras/nutricion

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios