Buenas prácticas de los jóvenes para promover Cultura de Paz en América Latina - Cátedra UNESCO de Cultura y Educación para la Paz

¿Cómo aportan los jóvenes a la construcción de la paz?

Compartir

Autor: 
1195 Lecturas

El 10 y 11 de junio a través de plataformas digitales se llevó a cabo el III Programa internacional de Gestores de Cultura de Paz, un espacio anual que busca formar y destacar el trabajo de jóvenes latinoamericanos  comprometidos con una cultura basada en la paz, la resiliencia, la solidaridad y la cohesión para alcanzar transformaciones, integración y paz social en sus comunidades, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como norte para cambiar nuestro mundo sin dejar a nadie atrás.

En este espacio de intercambio de experiencias y buenas prácticas se pensó la paz desde una perspectiva amplia, no simplemente desde la concepción clásica de ausencia de los conflictos, sino desde una visión transformadora de una paz en constante construcción desde la comunidad, familia, educación, sociedad y muy especialmente desde la juventud propiciando la práctica de valores, comportamientos y estilos de vida basados desde un enfoque de derechos humanos, equidad, diversidad, fin de las violencias o solución pacífica de conflictos, hacia la promoción de una ciudadanía activa  y la construcción de una vida basada en la resiliencia, inclusión y sostenibilidad.

La cultura de paz resulta imprescindible como estrategia para la integración y paz social, para que todos asumamos la responsabilidad de poner en práctica estos valores en favor de la reconfiguración de la conciencia colectiva hacia el desarrollo sostenible.

¿Qué se hace en América Latina para promover la paz?

La Cátedra Unesco de Cultura y Educación para la Paz alojada en la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), junto a la Red Internacional de Jóvenes por la Paz, organiza desde 2018 el Encuentro de Gestores de Cultura de Paz.

En este evento participan jóvenes de Colombia, Argentina, Guatemala,  Perú y Ecuador. La primera edición se desarrolló en Loja, Ecuador; la segunda en Bogotá, Colombia en la Universidad Católica; y, en este 2020, la tercera edición presencial tenía que efectuarse en la ciudad de Luján, Argentina, pero por la situación de conocimiento púlbico se realizó de forma virtual a través de las plataformas digitales de la UTPL.

La tercera edición del Encuentro de Gestores de Cultura de Paz contó con la participación de más de 260 personas originarias de los cinco países latinoamericanos y estuvo organizado por la Municipalidad de Luján y Smartly, un emprendimiento social en torno a los ODS, a través del espacio Smartly Jóvenes. El tema central abordado en el evento fue “Cultura de Paz en tiempos de COVID-19: ¿Cómo restaurar la integración social?”.

Santiago Pérez Samaniego, coordinador de cátedras Unesco de la UTPL y representante de la Red Internacional de Jóvenes por la Paz, detalló que este es un espacio de intercambio e integración de aprendizajes acerca de las buenas prácticas que se desarrollan en distintos países para encontrar soluciones a los problemas de comunidades cercanas. Asimismo, está pensado para compartir percepciones y opiniones en lo social, en un escenario pos pandemia y las oportunidades para salir adelante.

¿Qué temas se analizaron en el III Encuentro de Gestores de Cultura de Paz?  

Generar diálogo

En primer lugar, Leonardo Botto, intendente de la Municipalidad de Luján, habló sobre cómo encontrar el equilibrio y una paz duradera y resaltó que es fundamental que cada persona se proponga, a nivel individual, ser mejor persona y trabajar para disminuir las desigualdades sociales, luchar contra la pobreza y construir una sociedad sustentable a todo nivel.

“Se debe generar diálogos inteligentes, lograr acuerdos entre distintos actores, trazar un camino con coherencia y seriedad. El diálogo debe ser real y cada actor debe mostrar sus intereses para abrazar puntos en común.  El camino es el diálogo y la eficiencia en una acción concreta”.

Leonardo Botto, intendente de la Municipalidad de Luján

Caminar en unidad

El Padre Lucas García, rector de la Basílica de Luján, mencionó que para restaurar la integración social se debe caminar en unidad, especialmente en esta época de pandemia en la que le interés común es buscar un futuro prometedor. Para esto, señala que cada uno debe plantearse hacia dónde caminar, marcar un horizonte y vivir una vida práctica.

“Actualmente debemos ayudarnos unos a otros, darnos cuenta de que no estamos solos, de que estamos conectados. Hay que descubrirnos y darle un lugar al otro y a lo que piensa. En este mundo plural hay que priorizar la integración social y dar lo mejor de cada uno, que es lo mejor para todos”.

Lucas García, rector de la Basílica de Luján

Una nueva oportunidad

Representando a la Fundación Esquipulas de Guatemala, Jorge Raúl Cruz destacó que estos espacios de jóvenes generan impacto en la sociedad. En su ponencia expresó que hay que valorar la paz, especialmente en épocas de conflicto. En cuanto a la pandemia del COVID-19, dijo que la restauración de la paz se producirá a corto y mediano plazo y nacerá como una oportunidad para ajustar la sociedad y hacer las cosas de mejor forma.

“Esta crisis nos hace resilientes. Tenemos que ver lo que no hicimos bien, generar diálogo y empezar a construir la sociedad que queremos. Para llegar al desarrollo debemos construir una sociedad en la que las necesidades básicas estén cubiertas, en la que se priorice al prójimo”.

Jorge Raúl Cruz, representante de Fundación Esquipulas  

Cultura de paz

Durante su participación, Ana Barrero, presidenta de la Asociación Española de Investigación para la Paz, abordó al tema de la paz como un bien universal que significa ausencia de violencia. Habló sobre la importancia de poner énfasis en los valores de la cultura de paz, primero como una responsabilidad global alineada a los ODS para promover una agenda mundial en la que predominen la justicia y la equidad.

“Un virus amenaza la vida humana, afecta la salud y puede acabar con nuestra vida. Las personas afrontan esta amenaza de manera distinta, incluso con miedo y carencias de vivienda, afecto y salud. Es imprescindible que trabajemos en unidad y cooperación y afrontemos los desafíos actuales, orientados hacia una cultura de paz”.

Ana Barrero, presidenta de la Asociación Española de Investigación para la Paz - Fundación Cultura de Paz, España

Integración social

El concepto de integración social de las personas alude a los ámbitos cultural, social, político, económico y espiritual. Esto lo expuso Saadia Sánchez Vega, directora de la Oficina de Unesco en Ecuador, quien destacó la importancia de construir una agenda civilizatoria de transformación social, incluyendo la educación para el desarrollo sostenible y la educación para desarrollar competencias cognitivas, socio emocionales y conductuales.

“Si no hay construcción con una mirada colectiva, no se disminuye la discriminación, la desigualdad y la brecha digital. Si hay algo que la realidad nos está diciendo es que tenemos que devolver la mirada hacia nosotros mismos, hacia la posibilidad de la integración social, cultural y con la naturaleza”.

Saadia Sánchez Vega, directora de la oficina de Unesco en Ecuador, representante de la Unesco para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela

Impacto de los jóvenes

En este encuentro, los integrantes de la Red Internacional de Jóvenes por la Paz expusieron las iniciativas que han realizado en el último año para aportar a la paz. Por ejemplo, María Paula Altamirano, estudiante de la carrera de Derecho de la UTPL y representante de Ecuador, contó el trabajo que han realizado en la ciudad de Loja con niños y adultos mayores para promover valores como el respeto, la solidaridad, la equidad y la justicia.

En cuanto a la Red de Estudiantes por la Paz en Perú, su representante, Paúl Rivera, resaltó su trabajo en torno a los ODS, especialmente en cuanto al Objetivo 16 que es promover la paz y la justicia y crear instituciones sólidas. Para lograrlo han realizado capacitaciones con la escuela de Líderes por la Paz en América con la finalidad de conectar organizaciones y transformar vidas.

En el encuentro también se presentaron los representes de la Red de Jóvenes en Argentina, Florencia Shqueitzer y Juan José Araya, quienes conformaron su propia agrupación para promover la paz y la no violencia a través de la formación continua y de proyectos con enfoque social. Su finalidad es resaltar el rol de la juventud con discusiones sanas y generar herramientas para la vida cotidiana.

En este III Encuentro de Gestores de Cultura de Paz, los jóvenes participaron en las ponencias con el lema “Formar para transformar”, ya que, una vez obtenidos los aprendizajes, los replicarán en su área de influencia con el fin de construir paz y aportar para generar un mundo más equitativo y en el que predomine el diálogo para la resolución de los conflictos.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios