Se prevé un crecimiento de la economía global del 3,6% para el 2022 y 2023.

Crisis y oportunidad, una lectura sobre el panorama económico

Compartir

Autor: 
571 Lecturas

En los últimos tiempos, la situación económica global genera preocupación. Tras la pandemia, la economía de muchos países se vio afectada, especialmente de aquellos que se encuentran en vías de desarrollo. De acuerdo con estimaciones del Fondo Monetario Internacional, se prevé un crecimiento de la economía global del 3,6% para 2022 y 2023. Esto representa una desaceleración, según proyecciones del organismo.

Para Diego Ochoa Jiménez, director de la carrera de Economía de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), la pandemia representó “una de las crisis más duras que ha vivido el mundo”, debido a las afectaciones que sufrió el sector empresarial en múltiples aspectos como inversión, producción y consumo.

Aunque había mucha esperanza sobre la reactivación económica mundial, este proceso ha comenzado a bajar su ritmo. Hoy en día, el mundo se enfrenta a un “enfriamiento” económico, que se ha visto agravado por consecuencias como la inflación. Esto tiene un efecto directo sobre la ciudadanía al provocar que se reduzca la capacidad adquisitiva de las personas”, explica Ochoa.

En este sentido, el docente menciona que, si bien la situación es preocupante, esto forma parte de los ciclos que atraviesa habitualmente la economía: expansión, auge, recesión y depresión. Además, entender este proceso es crucial para tomar decisiones y aprovechar la bonanza o tener cautela en períodos de crisis.

El docente señala que, al hacer una lectura del panorama económico, siempre hay que considerar que todo escenario de incertidumbre también puede presentar varias oportunidades. Por ejemplo, después de la crisis financiera del 2007-2008 y la consecuente Gran Recesión, se elevaron los índices de desempleo en Estados Unidos. Sin embargo, esto motivó el emprendimiento y la innovación, con el surgimiento de nuevos negocios ante la falta de plazas laborales.

Por lo general, en la mayoría de las ocasiones, la crisis económica sirve para evidenciar las necesidades de la población y la importancia de generar cambios sustanciales y pensar en alternativas en favor de los más vulnerables. Casi un siglo atrás, luego de la Primera Guerra Mundial, la implementación de políticas sociales permitió que naciones como Estados Unidos logren superar episodios como la Gran Depresión.

En los últimos años, han cobrado relevancia conceptos como la economía del bienestar, un enfoque que prioriza al ser humano y se encarga de vigilar que las personas cuenten con los recursos para satisfacer sus necesidades. En medio del panorama actual, donde vivimos un acelerado desarrollo tecnológico y un alto nivel de emprendimiento, es vital analizar cómo aprovechar estas condiciones, para conseguir que la crisis actual se transforme en un escenario de oportunidades.

 

Formación profesional

Si deseas convertirte en un profesional que cuenta con una formación integral, con dimensiones científico-técnicas, con las humanísticas y éticas, con espíritu de investigación que contribuya al desarrollo de las ciencias experimentales y con una disposición de servicio a la sociedad que suponga un efectivo aporte a su entorno local, elige estudiar Economía en la UTPL. Conoce más en: utpl.edu.ec/carreras/economia.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios