Investigación de líquenes en Ecuador_utpl

Investigación de líquenes en Ecuador

Compartir

Autor: 
280 Lecturas

La UTPL, a través de su carrera en Gestión Ambiental, impulsa proyectos de investigación de líquenes en Ecuador con el propósito de describir y catalogar las variedades de esta especie que existe en todo el territorio nacional.

Ángel Benítez Chávez, docente investigador y director de la Carrera de Gestión Ambiental de la UTPL, comenta que estos organismos son simbióticos; es decir, están formados por la asociación entre un hongo y un alga o una cianobacteria. En esta relación, el hongo proporciona soporte y absorción de agua, mientras que el alga realiza la fotosíntesis. De acuerdo con el investigador, los líquenes cumplen varias funciones en torno a la conservación ambiental y, hoy en día, son considerados como bioindicadores que permiten estudiar la deforestación, el calentamiento global y la calidad del aire.

“Los líquenes en el Ecuador tienen una diversidad muy grande. Se han catalogado más de 2 500 especies y tienen una distribución amplia, desde ecosistemas bajos y secos hasta superficies altas como los páramos. Esto es muy relevante desde el punto de vista de la conservación”, expresa Benítez.

En el sur del Ecuador, se han estudiado, principalmente, los macro líquenes; es decir, organismos de gran tamaño y de diferentes familias. Por otra parte, el análisis de los micro líquenes se ha efectuado con mayor énfasis en la Amazonía y en la Reserva Ecológica Arenillas; sin embargo, todos estos estudios han sido puntuales, de poco alcance.

Biodiversiad de líquenes del Ecuador

Sobre la distribución geográfica de los líquenes, el investigador precisa que existen varios factores que pueden influir a gran y pequeña escala. En el caso de la localización, a gran escala, los aspectos que afectan a esta especie son la altitud, precipitación y temperatura; a pequeña escala, los factores que condicionan la ubicación de esta especie son la intensidad de la luz y la humedad.

Para el docente de la UTPL, esto significa que estos organismos pueden evaluar diferentes condiciones climáticas y lugares de crecimiento. Por este motivo, la UTPL lleva a cabo el estudio de líquenes desde el 2012 y trabaja con estos como bioindicadores de calidad del aire en varias ciudades del Ecuador, especialmente en Loja. Entre los estudios que ha llevado a cabo la universidad está el análisis de la capacidad que tiene esta especie como bioacumuladora de metales pesados para determinar el nivel de contaminación ambiental que genera el tráfico vehicular. También, se ha utilizado a los líquenes como indicadores de deforestación al medir los efectos del crecimiento urbano.

Conoce las investigaciones sobre biodiversidad y ecología

Benítez comenta, asimismo, que los líquenes son una gran fuente de metabolismo secundario, una característica única de las plantas que les permite producir y acumular sustancias que no son necesarias para su supervivencia. Esto, a decir del docente, podría ayudar al ser humano a prevenir enfermedades como el cáncer o para tratar dolencias estomacales y fortalecer la cicatrización de heridas.

En la última década, la UTPL ha puesto en marcha varios esfuerzos en taxonomía, ecología y conservación de la biodiversidad de líquenes a nivel nacional y se ha consolidado como una de las pocas universidades que investigan este tipo de organismos. Los trabajos de investigación realizados por la institución son una fuente permanente de consulta, tanto a nivel local como internacional, lo que resalta la importancia de fomentar estas propuestas.

En la UTPL, estamos comprometidos con la investigación y el conocimiento. ¡Sé parte de la comunidad de estudiantes más grande del Ecuador!

Inscríbete en utpl.edu.ec

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios