El uso de datos es la herramienta para los nuevos desafíos de las empresas financieras.

La pandemia impulsó el uso de datos y la gestión de riesgos en el sector financiero

Compartir

Autor: 
727 Lecturas

La digitalización, los datos, el manejo de distintos escenarios y la gestión de crisis son los nuevos pilares para una economía mundial en la que se proyecta un crecimiento de 5,9% en este año y de 4,9% para el próximo año, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Reinaldo Armas Herrera, docente de la maestría en Finanzas de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), comenta que los nuevos desafíos para empresas y profesionales de este sector, residen en la recuperación del shock ocasionado por la pandemia y de los efectos que siguen presentes en las actividades económicas.

Armas menciona que, para avanzar hacia la recuperación económica, es necesario brindar un mayor énfasis a factores que ya formaban parte del ecosistema financiero, pero que se potenciaron durante el último año. Es el caso del uso masivo de datos y la gestión de riesgos, ante escenarios complejos.

“Los directores financieros deben tener en cuenta aspectos que antes no estaban sobre la mesa como la sostenibilidad de la empresa o la capacidad de reaccionar a eventos disruptivos como pandemias o nuevas tecnologías”, agrega Armas al señalar que este tipo de situaciones pueden cambiar por completo la forma de hacer negocios.

 

Para el docente, la resiliencia y la flexibilidad han emergido como elementos claves en todas las áreas de los negocios, más aún luego de un confinamiento y restricciones que afectaron a la liquidez de las empresas, cuando sus ventas se vieron afectadas.

Acceder a información en tiempo real de las finanzas operativas o estructurales, y hacer predicciones oportunas y certeras, también son factores decisivos para el crecimiento de empresas que empiezan a trabajar con conceptos como las cadenas de bloques (blockchain), la analítica avanzada de datos o el uso de inteligencia artificial para realizar las tareas repetitivas que solían consumir mucho tiempo de gestión.

Armas aclara que, además de tener herramientas para recopilar datos, es necesario contar con talento humano capacitado para interpretar dicha información y establecer relaciones de causa y efecto.

“Los datos no tienen mucha utilidad si no hay personas que sean capaces de interpretar y hacer predicciones a partir de la información recolectada”.

 

Además, explica que un profesional en finanzas puede utilizar técnicas como la simulación Montecarlo, que permite calcular miles de escenarios y prever, por ejemplo, cómo se comportarán en el futuro algunas variables clave como las tasas de interés o los tipos de cambio monetario.

Desde la maestría en Finanzas de la UTPL, se promueve la formación de profesionales proactivos, capaces de realizar análisis integrales y proveer soluciones de alto nivel para cualquier tipo de empresa, alineadas a las tendencias actuales del sector.

 

Formación profesional

Elige la maestría en Finanzas de la UTPL y conviértete en un profesional capaz de desarrollar estudios e investigaciones financieras para el crecimiento y fortalecimiento de las organizaciones de la economía local, nacional y global. Conoce más en: www.utpl.edu.ec/maestrias.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios