Biopolímero tatuado como parte del proyecto piel sintética

Bioarte, una oportunidad para combinar arte y ciencia

Compartir

1022 Lecturas

Independiente de la edad, todos hemos visto infinidad de películas de ciencia ficción en las que se decía que, para otorgar un mayor realismo, además de jugar con una serie de efectos especiales que solo la magia de la televisión lo permiten, también se colocaba tejido o piel sintética a los robots creados, logrando con ello darles una apariencia más humana que pase desapercibida ante los ojos de los más perspicaces.

Nadie olvida a la famosa película “El Hombre Bicentenario” protagonizada por Robin Williams, en la que observamos al actor colocarse piel en su cuerpo robótico, una ilusión que antes solo quedaba para el cine.

Lo bueno de toda la ilusión que dejaron esas películas de ficción, es que plantearon la idea en algunas mentes de que en un futuro cercano el avance de la tecnología y la ciencia nos ayudarían a cumplir estos sueños. Lo que faltaba entonces por descubrir era: ¿cómo crear piel sintética?

Es aquí donde la curiosidad y el interés por aportar a la sociedad conocimientos más allá de los tradicionales, pusieron en acción a los artistas e investigadores alrededor del mundo. Gabriela Punín, docente de la carrera de Artes Plásticas y Diseño de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), es un claro ejemplo; quien junto a otros docentes del Área Biológica y Biomédica crearon una piel sintética a partir de la asociación de organismos y microorganismos de la levadura y una bacteria, que mutan y originan un cultivo que por su pH (grado de acidez o alcalinidad de una solución) bajo no se contamina con bacterias malignas y le permite convertirse en un biopolímero o piel sintética.

Considerando que el área de estudio de Gabriela Punín es el arte y el diseño, ha encaminado este proyecto hacia esta rama con el tema del bioarte, una corriente del arte contemporáneo que tiene como objetivo fusionar la biotecnología con arte para darle sentido y reflexión a quien observe las maravillosas obras presentadas por los artistas. Pero el proyecto no se detiene en la creación de piel, sino que en la actualidad se fabrica accesorios dirigidos a público juvenil como tatuajes y bolsos 100% naturales que ya han sido presentados en varias exposiciones internacionales.

Otro de los logros alcanzados con esta investigación es involucrarse en el proyecto Hand of Hope” (Mano de Esperanza), que se desarrolló en la carrera de Electrónica y Telecomunicaciones de la UTPL. La propuesta ha sido cubrir con piel sintética una de las prótesis de extremidades superiores, logrando con esto darle un mejor aspecto y que el beneficiario se sienta más cómodo al utilizarla.

Con todas las acciones impulsadas a partir de la piel sintética con bioarte, no solo se han realizado piezas artísticas, sino que se ha contribuido a la mejor inclusión de personas con discapacidad, mejorando su participación dentro de los entornos en los que habitan. 

¿Qué otra funcionalidad crees que puede tener la piel sintética? Es probable que en una de esas acciones se encuentre una idea de emprendimiento. 

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios