Una maestría UTPL en Turismo puede contribuir al desarrollo sostenible del Ecuador

El turismo aporta a la conservación del medio ambiente

Compartir

Autor: 
200 Lecturas

El turismo es una industria con gran peso en la economía mundial: se ha convertido en el segundo sector con más crecimiento en el mundo, emplea a 319 millones de personas a nivel global y, según datos de la Organización Mundial del Turismo, representa el 11% del Producto Interno Bruto (PIB) de todo el mundo, es decir, produce cerca de 9 billones de dólares de forma anual.

En Ecuador, el Ministerio de Turismo informó que, en 2019, el número de turistas en comparación con 2018 incrementó en un 4,3%, generando ingresos de 300 millones de dólares para el país. La mayoría de turistas provino principalmente de Estados Unidos, España, Alemania, Canadá y Francia. Sin embargo, estas alentadoras cifras económicas contrastan con algunas consecuencias del turismo convencional como la contaminación de las reservas naturales y la erosión.

Para que el turismo continúe generando ingresos en distintas regiones del mundo sin afectar al entorno, cobra cada vez más importancia el concepto de Turismo Sostenible. La Organización Mundial del Turismo (OMT) lo define como: 

"El turismo sostenible atiende a las necesidades de los turistas actuales y de las regiones receptoras y al mismo tiempo protege y fomenta las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida" Organización Mundial del Turismo, 1993.

En este contexto, Santiago Salinas Aleaga, coordinador de la Maestría en Turismo con mención en Gestión e Innovación de Destinos de la UTPL, señala que el turismo es un sector estratégico para contribuir a alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la Organización de Naciones Unidas (ONU), y por ello nos detalla 4 claves para comprender el mecanismo del Turismo Sostenible

1. Beneficios

Entre los principales beneficios del Turismo Sostenible está el cuidado ambiental ya que favorece el respeto al medioambiente y logra un desarrollo equilibrado. Además, presenta beneficios culturales, como el respeto a la autenticidad socio cultural de las comunidades locales y la promoción de las manifestaciones culturales; y sociales, con la inclusión de las comunidades a las actividades turísticas y la reactivación de zonas rurales.

Entre los países que han aplicado este turismo sostenible está España, que cuenta con destinos que apuestan por la preservación cultural y ecológica. Por ejemplo, en Gijón, ciudad costera, la zona rural ocupa más del 85 % de su extensión y conciencia a sus visitantes en el respeto por la cultura y las tradiciones locales.

2. Potencialidades

Al aplicar el Turismo Sostenible en una zona se logra minimizar los residuos, conservar y gestionar el uso de la energía, aprovechar el agua, controlar el uso de sustancias tóxicas, etc., comprometiendo medioambientalmente a los turistas para que preserven la zona que visitan y no emitan desechos que dañen el entorno. 

Con ello se construye un turismo respetuoso con el entorno y con las personas, lo que reduce al máximo las emisiones contaminantes que genera el viaje, valora los pequeños hoteles locales respecto a las grandes cadenas hoteleras, contribuye a la protección de la zona en lugar de buscar los precios más bajos a costa de la explotación de los trabajadores y la degradación del medio ambiente.

3. Aporte mundial

El Turismo Sostenible está alineado a los ODS establecidos por la ONU en 2015 para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una estrategia a alcanzar hasta el año 2030.

   Puntualmente, el Turismo Sostenible contribuye a alcanzar el ODS 10: Reducir la desigualdad, como una herramienta que involucra en su desarrollo a la población local, contribuyendo a la renovación urbana y al desarrollo rural y reducir los desequilibrios regionales, brindando a las comunidades la oportunidad de prosperar en su lugar de origen.
Pero también en el ODS 11: Ciudades y comunidades sostenibles, busca que las ciudades sean inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles. El turismo sostenible tiene la capacidad de mejorar las infraestructuras urbanas y la accesibilidad universal, de promover la regeneración de áreas en decadencia y de preservar el patrimonio cultural y natural.
En el ODS 13: Acción por el clima, el Turismo Sostenible contribuye a adoptar medidas urgentes para paliar el cambio climático y sus efectos, reduciendo el consumo de energía y utilizando fuentes renovables. Especialmente en el sector del transporte y el alojamiento, el turismo puede ayudar a abordar uno de los retos más apremiantes de nuestra época.

 

4. Formación especializada  

Aportar al Turismo Sostenible es posible a través de un proceso de formación especializada como el que ofrece la UTPL con la Maestría en Turismo con mención en Gestión e Innovación de Destinos en la que los profesionales recibirán formación en Turismo Sostenible, Patrimonio e Interculturalidad con actividades de vinculación en comunidades para que el alumno genere competencias, habilidades y actitudes que le motiven a trabajar en desarrollo sostenible.

Santiago Salinas indica que cada uno de los proyectos de vinculación que elaboren estará alineado a los ODS con un trabajo en territorio para, a futuro, desarrollar proyectos de turismo sostenible en todo el territorio nacional.

Al ser la primera maestría en el país en Modalidad Abierta y a Distancia con una duración de un año, representa una gran oportunidad para los profesionales que deseen apostar por el desarrollo sostenible a través de su profesión.

 

 

 

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios