Plataformas digitales

Plataformas digitales: ¿cómo han ayudado al despegue del cine ecuatoriano?

Compartir

Autor: 
1366 Lecturas

Con el avance tecnológico, se han transformado las narrativas en diferentes ámbitos. Hoy en día, vivimos en una cultura digital donde existen diversas formas de narrar y entender el mundo. Uno de los sectores que ha experimentado esta evolución es el cine y la producción audiovisual en el Ecuador.

En los últimos años se ha incrementado la producción de cine ecuatoriano a pesar de los altos costos de producción.

 

Santiago Estrella Silva, docente de la maestría de Comunicación con mención en Investigación y Cultura Digital de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) comenta que la construcción de relatos, en épocas anteriores, estaba vinculada a los grandes medios de comunicación. Sin embargo, el surgimiento de plataformas como YouTube, Vimeo, Instagram y TikTok de cierta forma, han democratizado la capacidad de difusión.

“Los relatos construyen nuestro imaginario, lo que somos. Años atrás, era impensable competir con las grandes corporaciones, las productoras y la visión que existía en el mundo sobre lo que representa el cine y el entretenimiento. En la actualidad, gracias a la tecnología, tenemos una cultura dinámica y se ha ampliado el horizonte de producción. Existen otras miradas, otras voces, nuevos relatos”, explica Estrella.

En este sentido, el catedrático menciona algunos aspectos que se han potenciado en el campo de la producción audiovisual a nivel de Latinoamérica y, en especial, de Ecuador:

1. Contenido:

Las plataformas digitales han incrementado la capacidad de difundir y acceder a una variedad amplia de contenido audiovisual. Una prueba de ello es que se ha vuelto cada vez más común el consumo de producciones latinoamericanas, gracias a servicios de streaming como Netflix y otras plataformas alternativas como Retina Latina. En el caso de Ecuador, también existen experiencias novedosas, como Choloflix, un sitio que se ha convertido en una importante vitrina para mostrar el cine nacional, con producciones como Ratas, Ratones y Rateros, Qué tan lejos, Mono con gallinas, entre otras.

2. Receptividad:

Con la divulgación de producción cada vez más latinoamericana, ha cambiado también la actitud de las audiencias. Ya no resulta tan extraño encontrar producciones latinoamericanas, incluso en las grandes salas de cine. Los festivales de cine independiente son cada vez más concurridos y sus productos audiovisuales han pasado a formar parte de las opciones de entretenimiento de los espectadores.

3. Capacidad reflexiva:

El audiovisual ya no solo es entretenimiento, también es reflexión. La posibilidad de llegar a más espectadores, a través de internet y sus distintas plataformas, permite que los realizadores motiven a las audiencias a tener un rol más activo y crítico frente a lo que observan. Ahora, a través del cine se reflejan realidades y se promueven mensajes. El espectador es cada vez más consciente de las brechas sociales, económicas y culturales que existen en su entorno. Su mirada se ha ampliado y ahora tiene acceso a otros relatos y puede entender diferentes contextos.

 

Decide ser más

Si deseas ser un profesional capaz de reconocer tendencias de usos y consumos de medios, elige la maestría en Comunicación mención Investigación y Cultura Digital de la UTPL, y si eres parte del Consejo de Comunicación del Ecuador, Fundación Andina para la Observación y el Estudio de Medios (Fundamedios), Federación Nacional de Periodistas del Ecuador (Fenape) obtén el 20% de descuento al valor de la matrícula, conoce más en: utpl.edu.ec/maestrias/comunicaciondigital

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios