Reto internacional: incluir a la familia en el proceso educativo

Compartir

Autor: 
139 Lecturas

La familia es la base de la sociedad. En ella se forman ciudadanos y, sobre todo, seres humanos con valores adquiridos en el entorno que les rodea. En la actualidad se hace notoria la importancia de la familia como influencia en la vida de sus miembros; porque las normas, los valores, la cultura y las tradiciones que se transmiten de una generación a otra en la vida familiar son los que crean los lazos entre cada uno de los que componen esa familia, y les enseña a vincularse con otros miembros de la sociedad.

Es en este espacio donde cada ser humano aprende a comportarse, cómo actuar en determinados momentos, sin olvidar que con ellos compartimos a diario. Lo más importante es que cada uno de los valores que aprendemos en la familia perduran en la vida adulta.

El rol que juega la familia es fundamental para la protección, estabilidad, conformación de valores, es motor y freno de acciones diversas, genera orgullo, sentido de pertenencia y es fuente de emociones que forman parte del vivir cotidiano.

Transformación

La Organización de Naciones Unidas (ONU) define a la familia como el pilar de la sociedad y detalla que, desde la segunda mitad del siglo XX, las estructuras familiares han experimentado una transformación: hogares más pequeños, matrimonios y nacimientos más tardíos, aumento del número de divorcios.

Además, se han visto afectadas por la evolución mundial de los flujos migratorios y las consecuencias de la globalización. Ante todos estos cambios sociales, algunas familias experimentan dificultades.

En el artículo 16 de la Declaración Universal de Derechos Humanos se establece que la «La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado»

Es por esta razón que la protección de la familia es preocupación de diversas instituciones a nivel internacional como la Unesco que considera que la familia es el espacio donde una persona forja su educación, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en el número 4 se habla de una Educación de Calidad, en la que se define a la educación como la base para mejorar nuestra vida y el desarrollo sostenible, para desarrollar soluciones innovadoras a los problemas más grandes del mundo.

En Ecuador esta iniciativa de fortalecer a la familia la realiza el Instituto Latinoamericano de la Familia (ILFAM) que ofrece recursos digitales y capacitaciones sobre temas relacionados a la familia. Vincula las iniciativa de carácter formativo para que los interesados en fortalecer los lazos familiares reconozcan la incidencia de la educación en el ámbito familiar, con esfuerzos para fortalecer la comunicación en las relaciones familiares, considerando al amor como motor de crecimiento profesional, familiar y social.  

Iniciativa para vincular a la familia en los procesos educativos

Con consciencia sobre esto, la UTPL inició en 2016 un proyecto denominado “Inclusión de la familia en el proceso educativo”, el cual está a cargo de ocho docentes del Departamento de Ciencias de la Educación, pertenecientes al Grupo de Investigación de Educación y Familia (EDU-FAM), en el marco de un convenio con el Colegio La Inmaculada y la Pastoral Familiar de la Diócesis de Loja.

Miury Placencia, coordinadora del proyecto, explica que anualmente capacitan a 300 personas entre padres de familia de estudiantes de noveno y décimo año de educación básica, docentes y agentes pastorales, quienes durante dos años se forman en temas fundamentales sobre la familia. La capacitación se desarrolla en dos módulos-con una duración de un año cada uno- y, en cada módulo, hay un encuentro presencial en el que se realizan conferencias y talleres.

Uno de los objetivos del programa es fortalecer la participación del padre y madre de familia en el proceso formal e informal de educación del niño. La coordinadora resalta el interés que tienen los padres por formarse y dar lo mejor a sus familias.

Contenidos

En este proyecto se entrega dos guías para que los participantes accedan a los contenidos teóricos y prácticos con los siguientes temas:

  1. Persona, matrimonio, familia y transmisión de la fe.
  2. Educar en el amor para la vida.
  3. Educar en la infancia, adolescencia y juventud.
  4. Familia y tecnología.
  5. Proyecto familiar.

“Cada una de estas temáticas es fundamental a la hora de formar a los hijos pues es imprescindible reconocer la grandeza de la persona humana como punto de partida y la riqueza del matrimonio como fundamento de la familia y de la sociedad”, acota Placencia.

Resultados

A lo largo de estos tres años que se ha desarrollado el proyecto se ha evaluado la participación de los padres de familia. El resultado es calificado como positivo ya que se ha cumplido con los objetivos de hacer una escuela de formación de formadores en las tres instituciones participantes (los dos colegios y la pastoral) para dejar consolidado un equipo de participación activa que continúe capacitando.

Proyección internacional del proyecto

Miury Placencia participó en el Congreso Mundial de la Oficina Internacional de la Educación Católica (OIEC), desarrollado en Nueva York, con el tema: Educar al humanismo solidario para construir una civilización del amor.

Este evento académico fue propicio para exponer el proyecto y los resultados que se han logrado, lo que promovió el interés de dos instituciones participantes para recibir asesoría en este tema por parte de la UTPL: el Consorcio de Escuelas Católicas de Perú y la Representación de la Comunidad Salesiana de España.

De concretar estos acuerdos, el proyecto que surgió en la UTPL tendría carácter internacional. La finalidad es que las familias no pierdan la esencia de ser las formadoras de valores en los niños para inculcar ejemplos que coadyuven a forjar seres humanos comprometidos con la construcción de un mundo en el que predomine el respeto a la vida.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios