Conoce las historias de tus docentes

Sin emoción no hay aprendizaje, conoce las historias de tus docentes

Compartir

323 Lecturas

Conozcamos la historia de Natacha del Cisne Jaramillo, docente universitaria quien descubrió su vocación de servicio al trabajar en el sector rural donde impulsa procesos formativos en escenarios totalmente distintos a los del campus universitario pero muy semejantes en su convicción de desarrollo del aprendizaje en sus alumnos.

Aprender cada día

Para Natacha ser docente significa contar con una gran responsabilidad e implica humildad; “no solo basta ser docente creo que el compromiso es ser “mejor docente”, para enseñar hay que saber y para saber hay que aprender cada día, todos los días y lo que se aprende hay que saberlo transmitir, orientar, motivar y evaluar el aprendizaje para que llegue a nuestros estudiantes propiciando condiciones favorables para su formación”.

 

Motivación

La motivación dice depende de uno mismo y tiene un efecto Pigmalión “uno ve reflejado en otros y en uno mismo lo que desea ver y obtener, mi motivación va acompañada de hacer lo que me gusta y el saber lo que voy a hacer y cómo voy a hacerlo, lo cual se basa en una planificación previa de clases y la implicación de un método que me permita desempeñarme de mejor manera como docente pero sobre todo lograr el papel activo de los estudiantes en su proceso de aprendizaje”.

Responsabilidad

Natacha indica que el rol docente demanda mucha responsabilidad y parte de ello es el sacrificio, las horas dedicadas a la docencia no empiezan ni terminan en un horario de clase “son muchas las labores que los profesores necesitamos desarrollar para tener la satisfacción de que hemos cumplido a cabalidad con nuestro propósito”.

La labor docente implica múltiples circunstancias que promueven experiencias, una de las más satisfactorias es aprender de otros maestros que un día fueron sus alumnos y las ganas de seguir haciendo lo que mejor saben hacer.

Hay docentes como Natacha, que viven la enseñanza con alegría, que aprovechan cada hora de clase para convertirla en una aventura imprevisible a la cual acuden para dar lo mejor de sí mismos.

Si conoces otros casos como el de ella y quieres que lo publiquemos déjanos tus comentarios.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios