5 claves para entender cómo será la educación después del COVID-19

5 claves para entender cómo será la educación después del COVID-19

Compartir

Autor: 
200 Lecturas

La pandemia del COVID-19 ha generado un gran impacto en todos los niveles del sistema educativo; instituciones y maestros de todos los países se han adaptado a las transformaciones tecnológicas. Sin embargo, en el momento actual surgen algunas dudas: ¿cuál es el nuevo perfil del maestro y cómo será la formación de profesores? ¿cómo la tecnología impacta las organizaciones y sus modelos educativos? ¿está en riesgo la formación de los estudiantes por la educación virtual?

Algunas de estas interrogantes fueron analizadas en el webinar “Educación después del COVID-19: ha llegado la transformación educativa” organizado, por el Laboratorio de Innovación e Investigación Docente (LiiD) UTPL, donde participaron docentes como Roberto Canales (Chile), coordinador Nacional de la Red Universitaria Estatal de Formación Inicial Pedagógica en Chile. José Moran (Brasil), fundador de la “Escuela del Futuro”. Berta Saldivar (México), directora del Departamento de Tecnologías para la Educación del TEC de Monterrey. y Artieres Romeiro (Ecuador), director General de Proyección y Desarrollo Institucional de la UTPL.

A continuación, te contamos en cinco claves cual es la situación actual, en los niveles de educación básica, bachillerato y universidad, en cada uno de estos países y los retos a los que se enfrentan:

1. Desigualdad:

La pandemia evidenció en Ecuador, Chile, Brasil y México, la desigualdad social, educativa y tecnológica, en correspondencia al desarrollo educativo-tecnológico de cada uno de los países. Además, mostró un desarrollo -obligado-  de las capacidades digitales de docentes y estudiantes y el autoconocimiento, autogestión y autorregulación.

 

2. Transformación:

La transformación digital llegó hace mucho tiempo pero en el campo de la educación ha sido un proceso lento. La pandemia mostró que el tema tecnológico depende del modelo pedagógico, con innovación curricular y pedagógica. El reto es adaptar un modelo de personalización del currículo, con metodologías activas, aula invertida, proyectos reales colaborativos: de impacto y de servicios, modelos que trabajan la dimensión humana, de aprender a hacerlo juntos.

 

3. Competencias digitales:

La tecnología quiso imponer los modelos en cada uno de los sistemas educativos, ya que la adopción de tecnologías para la enseñanza y el aprendizaje se convirtió en el elemento dominante. Es fundamental trabajar las competencias digitales docentes a la par de lo didáctico, para desarrollar habilidades tecnológicas de aprendizaje.

 

4. Escuela del futuro:

Luego de la pandemia del COVID-19, los estudiantes serán más autónomos y con capacidad de análisis y síntesis. La escuela del futuro va a tener tecnología para desarrollar más habilidades del pensamiento, a través de un modelo flexible, donde el estudiante decide el tipo de formación, la modalidad y la experiencia que quiera vivir. Mientras existan profesores hay esperanza de las experiencias de aprendizaje.

5. Rol del maestro:

En la situación actual el maestro debe liderar, orientar, estimular, acoger y articular los retos individuales y colectivos de los estudiantes. Un maestro más allá del manejo tecnológico debe sabe generar redes de aprendizaje y asumir un rol transformador que es capaz de secuenciar a través del aprendizaje, organizarlo de manera colaborativa, desplegando las habilidades del estudiante.

La conclusión general es que, el sistema educativo tradicional debe transformarse para acompañar a los estudiantes a construir procesos de aprendizaje y usar a la tecnología como un aliado en el proceso de enseñanza. Para adaptarse a este proceso, el Laboratorio LiiD UTPL ofrece cada semana, una serie de webinars gratuitos dirigidos a docentes de Ecuador y toda Latinoámerica, para que adquieran herramientas orientadas hacia la innovación educativa.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios