5 leyes física en tu día a día

5 leyes de la física que intervienen en tu vida diaria

Compartir

27054 Lecturas

La física, por muy lejana que nos suene esa palabra, interviene en nuestro día a día mucho más a menudo de lo que imaginamos. Por ejemplo, el funcionamiento de una refrigeradora o de un ventilador, la velocidad del carro o por qué se rompe un huevo cuando cae al suelo.

¿Pensaste que lo que aprendiste en la escuela no tenía aplicación práctica? Aquí te mostramos 5 ejemplos cotidianos en los que la física se pone en acción. ¡Seguro que te sorprenderás!

1. Las fuerzas del principio de acción-reacción

La tercera ley de Newton dice que cuando un cuerpo A ejerce una fuerza sobre otro cuerpo B, A realiza otra fuerza igual pero de sentido contrario. Esto explica por qué cuando empujamos a alguien para que caiga a la piscina, nuestro cuerpo tiende a hacer el mismo movimiento pero en dirección contraria. O cuando damos un salto hacia arriba, nuestro cuerpo utiliza el suelo para impulsarnos.

2. Los balones nunca paran de rodar, incluso en línea recta

La ley de la inercia expone que si sobre un cuerpo no actúa ninguna fuerza, este permanecerá, indefinidamente, moviéndose en línea recta con velocidad constante. Eso podríamos relacionarlo con una pelota que sigue rodando en línea recta hasta que alguien la para. Ahora entiendes qué sucede cuando en un partido de baloncesto, la pelota se va y corres tras ella sin parar.

3. Podrás ser un soñador, pero tus pies siempre estarán tocando el suelo

Podríamos decir que la gravedad representa el peso de un cuerpo y la fuerza física que ejerce la masa de los cuerpos sobre el suelo es debido a la gravedad. Esta variable frena los objetos que se lanzan hacia arriba y acelera a los que se mueven hacia abajo. También afecta al movimiento porque frena o pone en movimiento los objetos. Y esto recae en nuestro día a día, como por ejemplo cuando decides cocinar huevos revueltos y se abren antes de tiempo cuando caen al suelo.

4. Tú comida se mantiene fría en la refrigeradora con calor

El paso de calor de un cuerpo frío a otro caliente no se produce de forma espontánea;así lo especifica el segundo principio de termodinámica (rama de la física que estudia la interacción entre el calor y otras manifestaciones de la energía), pero el enunciado de Clausius añadió un cambio: “no es posible el paso de calor de un cuerpo frío a uno caliente sin el consumo de trabajo”.  Por eso, las refrigeradoras utilizan energía eléctrica para crear calor y a su vez cederlo para tener bien frescos nuestros productos a través de transformaciones termodinámicas. ¿Te imaginaste que tu helado preferido recibía calor? Contradictorio, ¿no?

5.  La relación entre lo que gastas en multas de tránsito y la aceleración

El acelerador es la palanca que nos impulsa a aumentar la velocidad del carro aunque sepamos que no debemos hacerlo. Esta teoría la experimentamos a menudo y es fácil de entender. Si conduces a una velocidad de 50 km/h y después de 2,5 segundos aproximadamente el velocímetro cambia a 120 km/h, se puede decir que la velocidad varió 70 km/h en un parpadear. Este es el cambio de velocidad en el tiempo transcurrido, o sea la aceleración, pero que generalmente tú calculas en dólares cuando te llega una multa.

Ahora sabes que la física, al igual que otras ciencias exactas, es muy cercana a nuestro día a día, ¡y ni nos damos cuenta!

¿Te picó la curiosidad? ¡Conoce nuestra carrera de Pedagogía de las Ciencias Experimentales (Matemáticas y Física) para que ahora seas tú el que le enseña a alguien más estas curiosidades!

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios