Características de persona que estudia a distancia una carrera universitaria

¿Estudias a distancia? ¡Este es tu perfil!

Compartir

Autor: 
3777 Lecturas

 

Desde pequeño has escuchado hablar, infinidad de veces, sobre las características de las personas creativas, emprendedoras y exitosas. Pero, ¿cuántas veces te has puesto a pensar sobre las características que identifican a una persona que estudia a distancia? Casi nunca, ¿verdad?

¡Vamos a romper esquemas! Estudiar a distancia es un llamado directo a las personas que, como tú o como yo, queremos hacer de nuestra pasión una profesión, sin dejar de lado esos aspectos fundamentales de la vida que nos hacen ser quienes somos: familia, amigos, sueños, hobbies, proyectos personales, viajes, trabajo… En realidad, son la vida en sí misma. Pero compaginar todo de forma armoniosa, requiere pasión y compromiso, además de unas cuantas características -innatas o adquiridas- que nos permiten asumir con éxito este reto.

Recorramos entonces el ADN de un estudiante a distancia. Si aún no eres parte de este grupo de personas, pero en el trascurso de las siguientes líneas sientes que estamos hablando de ti, no esperes más… ¡sabes a donde perteneces!

1. Apasionado y con iniciativa

Estudiar a distancia requiere tres factores clave: visión, pasión y acción; cada uno complementario al otro, en un engranaje perfecto. Quien decide estudiar desde esta modalidad, reconoce sus objetivos con claridad, y la pasión que siente por alcanzarlos, lo mueve a no quedarse como espectador sino a dar un paso más para ser actor de su propia formación.

Desde esta perspectiva, apuestas por el aprendizaje continuo, por aprovechar todos los recursos que están a tu alcance -ya sea porque el docente te los facilitó o porque el maravilloso mundo del Internet los puso frente a ti-, y por involucrarte de forma proactiva e ingeniosa en los temas que te interesan.

2. Responsable y organizado

Cuando estudias a distancia y a la vez cumples otras obligaciones, ser disciplinado y saber organizar tu tiempo es un requisito indispensable. Al no tener la “presión” de que tienes que asistir todos los días a clase o debes presentar trabajos individuales y grupales, está en ti crear un método y hábito de estudio que te permita adquirir los conocimientos de forma permanente y evaluar tus avances de la misma manera.

Si bien es difícil creer que “existe tiempo para todo” y hasta puede llegar a sonar trillado, la verdad es sí. Existe tiempo para todo. Solo es cuestión de que identifiques prioridades y aquellos aspectos menos relevantes los puedas atender el fin de semana. Al final de cada día comprendes que la dedicación y el sacrificio que realizas, te llevará dentro de poco a alcanzar tu sueño, mientras disfrutas el recorrido con algunas cosas positivas de estudiar a distancia.

3. Vanguardista y tecnológico

Las nuevas tecnologías hicieron posible que nuestras realidades se interconecten. Lo que sucede aquí, en el último rincón del Ecuador, es global. Cuando estudias a distancia, no puedes obviar esta ventaja que el siglo XXI te regala sin esperar nada a cambio.

Vas al ritmo del mundo, eres flexible al cambio, evolucionas y te adaptas a las nuevas tendencias para liderar. Sabes que sumergirte en la web y hacer uso efectivo de las nuevas herramientas tecnológicas como chats o foros virtuales y aprovechar esas apps geniales que ahora lo ponen todo más a nuestro alcance (¡gracias geeks por siempre sorprendernos!), dejó de ser una opción para convertirse en una necesidad expresa de la educación a distancia. Son el medio idóneo para descubrir y construir el conocimiento desde el lugar en el que te encuentras.

4. Optimista y perseverante

Para no morir en el intento y lograr un equilibrio perfecto entre tu vida, el trabajo, la familia y los estudios, una actitud positiva siempre es necesaria para combatir el estrés, la ansiedad y la frustración que muchas veces llegan a tocar nuestra puerta cuando estamos trabajando arduamente y nos agotamos. Tú sabes a qué nos referimos: ver el vaso medio lleno.

Esta postura es la que te permite mantener la motivación y ser perseverante hasta ver tu objetivo hecho realidad. Arriésgate a experimentar, equivocarte, aprender, crear y repetirlo. Las mejores cosas están al otro lado del miedo y la satisfacción del deber cumplido viene cuando superas obstáculos, pero sobre todo, cuando te superas a ti mismo.

5. Comunicativo y colaborativo

A pesar de que no te encuentras en un aula física, puedes compartir ideas, debatir conceptos o teorías y construir proyectos e iniciativas con tus docentes y compañeros de materia. Hoy existen tantas personas y empresas que apuestan por el trabajo colaborativo desde diversos puntos del globo terráqueo y los resultados son asombrosos, fruto de una diversidad de talentos y culturas que se conectan para enriquecer un trabajo que pudo haber sido soso, con solo una perspectiva.

De ti depende expresar tus dudas y manifestar tus puntos de vista. Lo ideal es que el proceso de enseñanza-aprendizaje a distancia se desarrolle bajo estándares de una comunicación bidireccional. Plantea y sugiere alternativas a tus docentes para mejorar tu experiencia de aprendizaje. ¡Una escucha activa es posible con una comunicación activa!

6. Investigador y curioso

Plutarco dijo: “La mente no necesita ser rellenada, necesita más bien una chispa que la encienda”. Cuando estudias a distancia, lo más mágico que puede suceder, es que tu docente te guíe y te diga hacia dónde ver, para que tu interés se despierte y quieras descubrir el mundo por ti mismo.

Reducirte a una teoría es conformarte y construir un muro que no te permite observar los detalles o la otra cara de la moneda. Crear límites o barreras, no es lo tuyo, porque eres curioso por la vida y quieres realizar un proceso de inmersión profundo en aquello que te apasiona.

Si llegaste hasta aquí es porque te atreviste a romper esquemas y descubrir un tema que no es abordado con frecuencia. Entonces cumples con la sexta característica de una persona que estudia a distancia y es capaz de profundizar en lo desconocido para desarrollar una autonomía responsable en su aprendizaje.

El tiempo no espera por nadie. ¡Atrévete hoy a demostrarle al mundo que eres de las personas que con valentía decidieron perseguir uno de sus sueños sin excluir otros o dejar su vida de lado!

 carreras a distancia

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios