Patente, proceso de extracción de aceites vegetales

Investigadores UTPL patentan innovador proceso de extracción de aceites esenciales

Compartir

Autor: 
1025 Lecturas

La academia tiene un papel trascendental en el desarrollo. Por esta razón, las universidades, a través de sus diferentes iniciativas de vinculación con la sociedad, pueden atender y plantear soluciones, en función de potenciar el fortalecimiento de las estructuras económicas, productivas y sociales.

A tan solo nueve años de evaluar el cumplimiento de la agenda 2030, las universidades están llamadas a liderar este cambio, enmarcado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), contribuyendo así a los procesos de planificación, políticas públicas y estrategias nacionales para el progreso local.

Eduardo Valarezo Valdez, docente investigador de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), señala que la UTPL se encuentra comprometida con apoyar el desarrollo local. Por tal motivo, la universidad ha trabajado desde 2007, junto con la Asociación Comunitaria Bolívar Tello Cano, localizada en el cantón Zapotillo (Loja), en la generación de un proyecto de extracción de aceites esenciales, denominado Palo Santo.

El investigador relata que, en 2004, surgió la idea de generar un procedimiento que permita ahorrar tiempo y recursos en la extracción de aceites. Durante varios años, se realizaron pruebas y simulaciones hasta conseguir un proceso eficiente de extracción, empleando diferentes técnicas como la trituración o el machacado. El mecanismo fue probado en algunas plantas como el palo santo, copal, frutos cítricos, entre otras.

Valarezo menciona que uno de los aspectos más difíciles de la investigación consistió en descifrar una solución para que el aceite no se evapore o se oxide, como resultado de la liberación. El docente explica que, al tratarse de un producto bastante volátil, representó un gran desafío encontrar la forma de liberar el aceite del fruto.

En 2014, finalmente se logró desarrollar un procedimiento que ha logrado reducir el tiempo de extracción de aceites, de ocho horas a un aproximado de 90 minutos, y que economiza recursos a través de la trituración centrífuga y el uso del agua, permitiendo lograr una mayor eficiencia.

Durante la puesta en marcha de esta iniciativa, el investigador destaca que fue vital el apoyo de la UTPL con la infraestructura y laboratorios, además de la participación de un equipo multidisciplinario de docentes y estudiantes, quienes colaboraron en el desarrollo del procedimiento.

Posteriormente, la UTPL ingresó el procedimiento al Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual para generar la respectiva patente, la cual fue transferida a los miembros de la Asociación Comunitaria Bolívar Tello Cano, para que se puedan beneficiar. La Asociación Comunitaria Bolívar Tello Cano es una comunidad que habita en un ecosistema denominado bosque seco, cerca de la frontera con Perú.

En la actualidad, este proyecto beneficia a cerca de 200 familias, permitiendo que exista un modelo de gestión exitoso e innovador que aporta al desarrollo local de la comunidad, puesto que la iniciativa se basa en la extracción de aceites desde el fruto y no desde el tronco de las diferentes materias primas, como se lo trabaja convencionalmente.

Los miembros de la asociación, además, desarrollan subproductos en función del aceite, como velas aromatizadas, línea de aromaterapia, incienso y sales de baño. En cambio, el aceite esencial de palo santo se exporta a Brasil, Italia, Suecia, Suiza y Estados Unidos.

Planta de Bioprodcutos UTPL

La importancia de este proyecto, incluso, ha sido reconocida por organismos internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo que, en junio de 2014, reveló los resultados del Premio Ecuatorial, donde apareció Palo Santo entre los 35 ganadores. Este hecho es notable, considerando que participaron más de 1.234 iniciativas de todo el mundo.

Para concluir, Valarezo señala que uno de los principales objetivos de la universidad es “lograr que las comunidades sean sustentables y sostenibles”. A través de proyectos de vinculación, la UTPL desarrolló modelos de gestión, donde el principal beneficiario es la comunidad. Palo Santo es un ejemplo de esto y es un caso de éxito, que servirá como inspiración para desarrollar nuevos programas y proyectos que generen un impacto positivo en el desarrollo local.

Decide ser más

El Vicerrectorado de Investigación de la UTPL es el ente encargado de diseñar las políticas y regulaciones para la investigación, la innovación y la transferencia de conocimiento a la sociedad, como en el caso de la iniciativa denominada Palo Santo. Conoce más en: investigacion.utpl.edu.ec/es/vicerrectoradodeinvestigacion

 

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios