Regeneración Urbana, Maestría Desarrollo Local, utpl, Impacto de la Regeneración urbana en Loja, desarrollo

La regeneración urbana, parte del desarrollo de las ciudades

Compartir

Autor: 
1759 Lecturas

La regeneración urbana consiste en la remodelación de áreas urbanas consolidadas en el centro de la ciudad y se utiliza como un mecanismo para mejorar las condiciones económicas, demográficas y sociales de las personas.

En el caso de Loja, se ejecutó el “Plan de Ordenamiento y Desarrollo Sostenible del Casco Urbano Central de la ciudad de Loja – Regenerar”, proyecto que según información del Municipio de Loja incluye un área de intervención de 170 hectáreas del casco antiguo de Loja, en la que confluye casi la totalidad de las actividades administrativas, comerciales, financieras, académicas y culturales de toda la ciudad.

La regeneracion urbana contribuyó al desarrollo del casco céntrico de Loja.

Asimismo, con el proyecto Regenerar se ha realizado la instalación de nuevos sistemas de agua potable, redes de alcantarillado pluvial y sanitario, pavimentación de vías, soterramiento de cables de energía eléctrica y telecomunicaciones; y la regeneración de bordillos, aceras y mobiliario urbano. Daniel Maldonado Granda, docente de la Maestría en Desarrollo Local de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) señala que la regeneración urbana y su aporte a la ciudad, es uno de los proyectos más emblemáticos que ha tenido Loja, sin dejar de lado que aún existen problemas relacionados con la obra que deben atenderse.

"Los proyectos de inversión pública deben ponerse en marcha con una planificación participativa de toda la ciudad, en vista de que Loja como ciudad intermedia requiere de estructuras de conectividad y servicios, la ciudad necesita un cambio bien estructurado a través de un proyecto integral que responda a una línea de desarrollo urbano”.

A través de este proyecto de índole público, se equipan las ciudades en cuanto a infraestructura, servicios, tecnología, soterramiento de cables y pavimentación, contribuyendo a la mejora de las condiciones de vida de los habitantes. La inversión pública inyecta recursos en la ciudad, porque hay proveedores de productos, de bienes y servicios, generando dinamismo económico en la parte urbana. Añade que el valor público generado por inversiones importantes contribuye al desarrollo del cantón y no únicamente a necesidades puntuales.

Maldonado Granda menciona que, como todo proyecto de esta magnitud, se generan externalidades que pueden afectar o beneficiar a los diferentes sectores; sin embargo, es importante subsanar todos los inconvenientes, para beneficio de los ciudadanos. En la ejecución de proyectos similares también es importante la participación de la academia. Por ejemplo, la UTPL es un ente de vinculación y asistencia técnica en proyectos que procuran el desarrollo local y que hacen frente a las necesidades expresas de la sociedad.

“El tema de la unidireccionalidad como respuesta de los gobiernos ha quedado a un lado; el Gobierno centralista que dirige todo en la sociedad ya no es un modelo que funciona. Ahora se requiere de procesos de gobernanza, es decir que los diferentes actores de la sociedad como la academia, los gremios, las asociaciones, el sector público y el privado también sean parte de de los procesos de toma de decisiones en lo que consideran necesario para fomentar los procesos de desarrollo”. Es por ello, que, enfocados en contribuir en este ámbito, nuestra universidad oferta la maestría de Desarrollo Local.

El docente, Daniel Maldonado, refiere que, la Maestría de Desarrollo Local busca a través de la formación de sus estudiantes, fomentar el entendimiento de las capacidades locales, para contribuir de manera conjunta al desarrollo local y que los beneficiarios de estos procesos dejen de ser entes pasivos que esperan respuestas unidireccionales de parte del Gobierno.

Quienes culminan el programa de Maestría en Desarrollo Local conocen y aplican diferentes herramientas para entender los procesos de desarrollo, aprenden las metodologías para identificar las potencialidades que tienen los territorios a través de modelos de intervención, para así, proponer a los diferentes actores cómo aportar al desarrollo.

“Es decir, los estudiantes de la maestría disponen de herramientas y enfoques para entender, medir y conducir el desarrollo y este sea concreto y no se quede en un discurso”.

Estas herramientas no son exclusivas para impartirse a un grupo de profesionales con cierto perfil, sino que pueden ser parte del programa todos aquellos que requieran conocer y propiciar en la práctica los procesos de desarrollo.

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios