Educación Superior y a Distancia

¿Por qué es importante evaluar la educación superior en el Ecuador?

Compartir

705 Lecturas

Evaluar la educación superior en el Ecuador surge con el fin de abordar la problemática que existe con la identidad del país, el desarrollo cultural y los diversos conocimientos de visión científica y tecnológica; para ello, se torna importante considerar tres aspectos claves: docencia, investigación y vinculación con la sociedad, a través de los cuales se constituyen prioridades para el desarrollo económico, social y cultural del país.

Desde una perspectiva general, la evaluación es un proceso integral y sistemático, por medio del cual se recopila información de manera metódica y rigurosa para conocer, analizar y juzgar el valor de un objeto educativo, determinando:

  • Los aprendizajes por parte de los alumnos.
  • El cumplimiento de los docentes.
  • El grado de dominio del currículo y sus características.
  • Los programas educativos.

Por este motivo, es importante mencionar que en la educación superior, la evaluación, certificación y acreditación son factores claves. Organismos internacionales como la UNESCO y el Banco Mundial, por ejemplo, consideran que para logar el desarrollo económico y social; combatir la pobreza, desigualdad e inequidad social; y potenciar la producción, la educación se consolida en un factor principal.

A través de la historia: desarrollo de la educación superior en Ecuador

La educación superior ha ido experimentando significativos cambios, tanto en Ecuador como a nivel mundial. A principios del siglo XX, en Ecuador se dieron algunos cambios que modificaron la visión soñadora del hombre y la sociedad por un direccionamiento que procura la incorporación de los ciudadanos a la producción y el desarrollo social, a través del estudio de las ciencias, la práctica y la investigación.

En 1938, aún predominaban algunas doctrinas socialistas de los años 30 y 40. En esta época ocurre un hito significativo para la educación, esta fue la Ley de Educación Superior, en la cual se otorga a las universidades total autonomía y prevalece la independencia administrativa y técnica del Estado, con el fin de dar solución a los problemas de la sociedad.

En 1990, se expide un reglamento especial en el que se norma la educación superior no universitaria. En esa época se crean los denominados “institutos técnicos superiores”, con el fin de capacitar a los jóvenes recién graduados para facilitar una educación tecnológica no profesional.

Después de varios cambios en la educación superior en el 2002, comienza a ejercer sus funciones el Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CONEA), organismo que se encarga de evaluar interna y externamente a las universidades y escuelas del país. En 2010, la Asamblea Nacional pone en vigencia la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), la cual diseña un esquema sólido que se basaba en la autonomía responsable, es decir, la Universidad poseía total libertad para rendir con eficacia el trabajo académico. Además, se establece el “cogobierno” para distribuir todas las funciones de la academia para los actores directos e indirectos que conforma la Universidad.

Para 2012, Ecuador ya contaba con 71 universidades. De acuerdo con Ramírez (2010), la presión del mercado produjo una Universidad elitista; la transformó en un negocio, en la cual se marcaban de sobremanera las clases sociales. A partir de la inserción de leyes y organismos, el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (CEAACES), antes denominado CONEA, estableció cinco criterios para la evaluación institucional superior:

  • Academia: el diseño y condiciones de trabajo se reflejarán en ámbitos externos e internos.
  • Eficiencia académica: en donde se refleja el avance estudiantil.
  • Investigación: conocimientos científicos por parte de la docencia y estudiantes.
  • Organización: nivel de interacción de las instituciones de educación superior con la sociedad.
  • Infraestructura: se mide el entorno e instalaciones de las instituciones.

A lo largo del tiempo han evolucionado los mecanismos de evaluación. En la actualidad existen otros factores que se están tomando en cuenta, como la importancia de una educación superior integral fundamentada en el humanismo, que se afianza en los ejes intelectual y moral y en la primacía de la persona en el proceso de formación.

Con estos antecedentes, es importante que todas las instituciones de América Latina y el Caribe, que se encuentren inmersas en la educación superior, contribuyan al mejoramiento de la calidad en la enseñanza advirtiendo todos los factores que influyen en ella.

Si deseas conocer más sobre la evaluación, acreditación y certificación de la educación superior, puedes participar en el VI Congreso Cread Andes y VI Encuentro Virtual Educa Ecuador, en el que se brindará asesoría en el proceso de autoevaluación de los programas que lo requieran. El evento se desarrollará del 29 de mayo al 1 de junio en el Centro de Convenciones de la UTPL en Loja.

¡Inscríbete aquí en el VI Congreso Cread Andes y VI Encuentro Virtual Educa Ecuador!

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios