61 años de cuidar el espíritu y cultivar la santidad

Compartir

352 Lecturas

A través de sus dones y Carisma, enseñan a cientos de personas alrededor del mundo, lo que Dios le pidió a Fernando Rielo una madrugada de agosto de 1939: “Hijo mío, sé santo, como Yo tu Padre Celestial soy santo”. Un mensaje que desde el inicio marcó su misión de enseñar la santidad como algo extraordinario que se puede vivir desde lo ordinario y cotidiano.

Hablar de las Misioneras y Misioneros Identes es contar una historia de 61 años en el mundo y de 25 años en Loja - Ecuador, en la que a través de su trabajo y su gran visión -al amparo del humanismo de Cristo- se proyectan hacia la sociedad para la construcción de un orden social justo, solidario y ético.

Su labor evangelizadora se realiza en el ámbito académico, en la Universidad Técnica Particular de Loja, con materias de formación humanística, convivencias, jornadas de formación espiritual, Cátedra Fernando Rielo, Capellanía universitaria (con misas diarias y dominicales, confesiones y asistencia espiritual), Misión Idente Ecuador, Juventud Idente, Parlamento Universal de la Juventud, Voluntariado Idente y reuniones de Familia Idente.

 

Su fundador

Hablar de Fernando Rielo, su dedicación, fidelidad y sabiduría, infundida por Dios, para cumplir su misión, es hablar de su arduo trabajo para forjar y construir el reino de Dios en la tierra. Pero, además, de su incansable encargo para la formación del Instituto que Dios encomendó en sus manos.

Fernando Rielo Pardal, nació en Madrid (España), el 28 de agosto de 1923. Hijo de don Enrique Rielo Vivero y doña Pilar Pardal Espadero. El eje vertebral de toda su existencia fue la presencia del Padre Celestial. Con Él aprendió a orar e incluso a familiarizarse con las primeras letras. Y tanto sus juegos como sus idas y venidas al colegio las realizaba junto a Él.

Fernando veía en cada persona un santo, un amigo, un hermano. Su sencillez, su bondad y la hermosura de su espíritu se reflejaban en cada acto, a cada momento y en cualquier lugar.

 

El Instituto

Fundado el 29 de junio de 1959, en Tenerife - España y reconocido como instituto de vida consagrada de derecho pontificio el 11 de julio de 2009, el Instituto de Misioneras y Misioneros Identes, está formado por dos ramas: una de clérigos y laicos célibes y otra de mujeres célibes, que asumen con votos públicos los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia; y por asociados, hombres y mujeres, comprometidos según su propio estado, con promesas temporales o perpetuas, en vivir el carisma y la misión del Instituto.

Con un dinámico e impetuoso compromiso por alcanzar la santidad y contagiarla al mundo entero, el Instituto Id de Cristo Redentor Misioneras y Misioneros Identes, desde hace 61 años, vive su misión apostólica bajo tres principios: la vocación a la santidad, la promoción de la vida comunitaria y la prioritaria dedicación a la misión evangelizadora.

Linea de tiempo: Hitos del Instituto Id de Cristo Redentor de Misioneras y Misioneros Identes

Fuente: idente.org

 

Id por todo el mundo

Con presencia en cuatro continentes y en veinte países, las misioneras y misioneros Identes van dejando una huella que trasciende en la vida de cientos de personas alrededor del mundo. Sus diversas misiones en África, Asia, América y Europa, abarcan distintos campos que van desde la ayuda en hogares a niños abandonados y la promoción integral de ambientes social y culturalmente deprimidos, hasta la nueva evangelización que supone la restauración espiritual y cultural de lugares y personas que han caído en el materialismo y el sin sentido de la vida.

Retiros Motus Christi, parroquias, monasterios, capellanías, colegios, universidades, fundaciones y voluntariados, son solo algunas de las obras con las cuales trabajan para irradiar al mundo la «filiación» que todas las personas tenemos como hijos de Dios y de identificarse con Él .

Para conocer más sobre la labor y las obras en las que puedes colaborar, te invitamos a visitar: idente.org

¿Le gustó este contenido?

Acerca del autor

Comentarios